jueves, 5 de enero de 2017

Sobre la baja en la edad de imputabilidad

-Por Fabián Curotto-

 La derecha macrista propone, una vez más, como solución a una parte de la inseguridad, la baja en la edad de imputabilidad a 14 años de edad. Y si la medida no da resultados en cuanto a la reducción del delito -cómo no los dará, al no atender a los orígenes de la problemática- de lograr ese paso efectista y tribunero, mas tarde propondrán que la edad sea 12 años, y luego 10, y así... 
Cuando nosotros elegíamos facilitar la escolarización de los pibes marginados, nos decía populistas. Cuando hacíamos llegar como proyecto político una netbook a esos pibes, nos criticaban por hacer intentos de pacificación social desde la inclusión. Porque entendemos que el origen de buena parte de las violencias es la desigualdad. 
En un sistema capitalista la desigualdad social está garantizada, y sus peores consecuencias, porque al fomentarse la existencia de las oligarquías posicionadas se habilita naturalmente su contracara, la generación de sectores populares empobrecidos y, aún peor, directamente excluídos.
Los peronistas siempre buscamos humanizar esa naturaleza del capitalismo, intentando -y logrando, aunque sólo en parte- achicar la brecha social, facilitando el acceso general a cada derecho, cometiendo la ingenuidad de que quien ascendiese, por ejemplo de clase baja a clase media, no perdería de vista que ese ascenso tuvo que ver con un Estado propiciando tal cosa. Sin batalla cultural debemos olvidarnos que un piojo resucitado reconozca el rol que tuvo la intervención del Estado en su avance. Cinco minutos de "tele" privada le pueden borrar la memoria y hacerlo hablar como oligarca inmediatamente.
Alguno me dirá "opinás así porque a vos porque uno de 15 años no te mató a tu hija"...
Sigo pensando que con inclusión se intenta un mundo mejor que el que se logra con represión. Y a la violencia, a esa violencia sistémica que hace que un menor viole a otro menor, sinceramente no se la resuelve escribiendo en un papel que a partir de mañana ese menor violador va preso a una cárcel común. Esa violencia va a seguir ocurriendo: Jesús descartó el "ojo por ojo" hace mas de 2000 años como salida.
Nuestro proyecto político buscó poner en debate al Poder Judicial, al poder del Estado mas anti democrático de todos. Democratización de la Justicia se llamó aquello. Quedan en mi memoria quienes acompañaros esa saludable iniciativa y quienes la sabotearon para que todo siga igual de mal.
¡Que rédito efectista, más aun en un año electoral, resulta para la derecha macrista poner este tema en primera plana ! No solucionan el tema, pero quedan como que hicieron algo.
Pensemos juntos un momento. Cuando nos hablan de pibes de 14 años presos por lo que hicieron ¿imaginan esas cárceles llenándose de chicos ricos o de chicos pobres? Seamos realistas: los filo-oligarcas que alientan esa perversidad de "la meritocracia" saben que los adolescentes de la clase social que ellos admiran pueden contar con el mejor estudio de abogados, con la existencia de altas fianzas que sus padres pueden pagar. Sin igualdad de posiblidades antes, durante y después, esta discusión es oprobiosa. Sinceramente no veo al cheto de 15 años y Barrio Parque, pagando con años de cárcel por manejar drogado y haber atropellado a alguien. Al guachín pobre si, me lo imagino en un calabozo por idéntico hecho. Encima el otro, claro, tan rubiecito... no Mirtha?
Habla el macrismo de mesa de especialistas ¿Mesa de díálogo sin los sectores sociales mas perjudicados? ¿Sin las víctimas del paco?... A ver si sale a la luz cómo "respetables mayores" los utlizan a diario para engordar su bolsillo o para generar estadísticas que les son funcionales.
Algo hay que hacer, por supuesto que si: pero con la Justicia y con la parte corrupta de la policía, en principio.
Y recuerden: Ningún pibe nace chorro.

Va a continuación la mirada de La Garganta Poderosa:

"CONDENADITOS"
Gran idea, innovadora y audaz, "convocar a una mesa de especialistas", para fundamentar esa tan ansiada baja en la edad de imputabilidad. Ojalá convoquen a Luciano Arruga, a los narcopolicías que utilizan pibes como mulas, a los comisarios que los mandan a chorear, a los periodistas que les dicen "pirañas", a los funcionarios que subejecutan presupuestos educativos, a los hijos de Fernando Carrera, a los dueños de los paradores que los falopean, a los empresarios que los esclavizan, a los publicistas que los alienan, a los prefectos que los torturan, a los gendarmes que los balean, a los curas que los manosean, a los proxenetas que los prostituyen y a esos padres que los educan en el delito, hasta lanzarlos a la política para blanquear todo el dinero que ganaron, mediante el contrabando de autos, la evasión fiscal y el vaciamiento del Estado.

Me parece oportuno recordar el capítulo titulado "El Arreglo", que forma parte de la película "Relatos Salvajes". Un joven de familia adinerada atropella a una mujer embarazada y se da a la fuga. Enseguida se activa una estrategia para protegerlo, con abogado caro y contactos. Adivinen quien termina perdiendo finalmente, además de las víctimas atropelladas ¿el pibe rico o un hombre pobre?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada