miércoles, 15 de julio de 2015

Unos a Juana Azurduy, otros a La Malinche

-Por Fabían Curotto-

Nada nuevo bajo el sol en las discusiones, mientras ocurren las revoluciones. A partir del día de hoy veremos erguida y bien cercana a nuestra Casa de Gobierno Nacional la imagen de la independentista Juana Azurduy. Me veo en la obligación patriótica -si, suena grandilocuente, pero les aseguro que desde ese lugar escribo estas líneas- de desenmascarar el 'quien es quien' en estos tiempos, pues así fue en cada época. Ansiosos y retardatarios hubo siempre, pero en ese caso estamos caracterizando una cuestión de formas las mas de las veces. Quiero ir a la cuestión de fondo, a la caracterización de Independestistas y Neocolonialistas, aún con plena vigencia a ésta altura de la historia.

A determinadas posturas podemos situarlas fácilmente en cualquier contexto histórico, en cualquier época, y sabremos de qué lado hubiesen jugado ante las cuestiones centrales de lo nacional, si hubiesen actuado como patriotas o como vergonzantes entreguistas.

Quien no haya indagado en el tema puede arrancar viendo que cosas se discutían entre San Martin y Rivadavia. Y entre tantísimos ejemplos podemos constatar como defendía Juan Manuel de Rosas nuestra posición soberana, al tiempo que podemos comprobar como negociaban la posibilidad de entrega otros tantos, entre ellos -por citar un nombre- el tal Florencio Varela.

Hoy es un día de emoción concreta para los Argentinos, para quienes estamos orgullosos de estar en posición de sumar al menos nuestra voz en favor de la construcción de nuestra Patria Grande, de la que somos orgullosos integrantes. Pero entendiendo que la Patria Grande es un proyecto geo-político, no solamente un mapa. No sólo por la estatua de Juana Azurduy inaugurada por nuestra presidenta junto al presidente Evo Morales estamos emocionados, se suma sin dudas el valor simbólico nada menor del "donde". En el mismo sitio estaba la estatua de Cristóbal Colón. Y sin juicios sobre su persona pero si con claro juicio sobre lo que representó y evidentemente aún representa Colón, decimos que no negamos la historia, no destruímos monumentos, pero si tenemos una escala de valores que nos hace sentir a personajes de diferentes tiempos y características -sean Juana Azurduy o Raúl Alfonsin-, mas queribles que Colón o que Paul Singer. ¡Y miren que resulto generoso respecto a la amplitud de márgenes propuestos en los ejemplos dados respecto a las dos orillas del asunto ! Es para que entendamos que la discusión no tiene que ver con "peronistas o radicales", tiene que ver con "Patria o Colonia", con "Liberación o Dependencia".

La batalla sigue siendo cultural en gran medida, y aquel Braden o Perón sigue vigente.

Sujetos que miran a Europa como un espejo, en el intento de que Buenos Aires comparta fronteras con Londres. Y lo peligroso es que ese resultado se puede alcanzar desde la entrega de soberanía, pues la soberanía no involucra sólo a lo territorial. Desde la moneda o la delegación de las decisiones económicas se puede tener a un yanki, a un ingles o un alemán tomando las decisiones por nosotros. En la etapa de la entrega neoliberal los centros del poder saqueador decidieron que nos merecíamos un hindú dándonos látigo. Y -para los mas jóvenes- lo que digo no es figurativo.

Esta emoción que sentimos, volviendo a la figura de Juana Azurduy, es el sentir de todo un pueblo que camina en un sentido emancipatorio. El Diario Clarín nuevamente opera políticamente queriendo hacer ver que solamente se trata de "un capricho de Cristina", lastimando ya no a la verdad, sino a nuestra identidad, la de los argentinos orgullosos de ser latinoaméricanos. Quienes entendemos que el "descubrimiento de América" pudo albergar magia solamente en el primer segundo y que luego hubo probada esclavización, robo y genocidio, nos sentimos insultados por el accionar del pasquín apátrida y los cipayos que festejan su insulto.

La nota de ese diario titula "Cristina cumple su capricho: mañana inaugura la estatua de Azurduy", mas me ahorraré el publicarla. Pero cerraré estas reflexiones con un comentario de uno de sus lectores, para que vean con qué clase de tipejos estamos lidiando a la hora de construir futuro. Se anima a decir este militante de la restauración colonialista lo siguiente: "Bueno que se puede esperar de la tal Cristina y el tal Evo, ya cambiaran los tiempos y todo volverá a su lugar. Cristina a su casa(?) y Evo a la selva y Colon donde siempre estuvo."... todo dicho compañeros. Sobre estas cuestiones no puede haber una "neutralidad política" si queremos bien a nuestra Patria y deseamos honrar a quienes dieron la vida por nuestra independencia.


Agrego un video esclarecedor sobre el malinchismo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada