lunes, 1 de septiembre de 2014

Ambición y Delirio se dicen Mussa

Por Fabián Curotto

Como otra mala versión de la malograda denunciadora serial -y paranoide- Lilita Carrió aparece desde el PEORNISMO el tal Juan Ricardo Mussa.

Este sujeto pretencioso, poseedor de un Ego inconmensurable y de un vuelo que por lo corto es fácilmente mensurable, ataca de nuevo.

Ahora aporta datos contra altos funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, involucrándolos directamente con la compra irregular de celulares. Uno podría inferir que tiene información de primera mano, pero se asombra inmediatamente al comprobar que el sujeto en cuestión vive de ésto: de intentar posicionarse políticamente a través de la denuncia sistemática, siempre con pobres resultados por falta de argumentos en sus presentaciones, pues nunca van mas allá de versiones o presunciones.

En principio Mussa conoce las formas para presentar un posible "escándalo"; es abogado y sabe titular de modo rimbombante las causas que arma. De ahi en mas sólo queda el kiosquito de sus intereses personales. Una sede de su kiosquito tiene nombre: es titular de la ONG “Paso por Paso Argentina”.

Hagamos historia sobre su credibilidad. En 2012 buscó dinero y fama reclamando 320 mil dólares por haber denunciado a Antonini Wilson. Increiblemente se adjudicaba la inteligencia de la detención del empresario venezolano, detenido cuando intentaba ingresar al país 800 mil dólares sin declarar. La Justicia en lo Penal Económico rechazó logicamente el delirante pedido al considerar que "carece de todo sustento fáctico y jurídico" y que la causa se inició por las actuaciones de la Fiscalía y no por la denuncia de Mussa,

A continuación veremos que además de alucinado obra con mala intención. También en 2012 nos relataba Página/12: "Eterno actor de reparto en cualquier escenario electoral, el empresario Juan Ricardo Mussa hizo otra de sus jugadas. Presentó ante la Justicia electoral documentación para inscribir el partido La Cámpora. Unidos, Organizados y Solidarios, como la agrupación kirchnerista. Su objetivo es que la organización cristinista no pueda utilizar el nombre. Mussa presentó la solicitud para inscribir su partido con el nombre de La Cámpora en la ciudad de Buenos Aires y en territorio bonaerense." De más está decir que ideologicamente este personaje de la derecha no simpatizó nunca con La Cámpora ni con Unidos y Organizados y sólo buscó fallidamente usufructuar sus nombres o bloquearlos.

En 2010 cometió un atrevimiento mas doloroso, pues se metió con la sensibilidad del pueblo: pidió que se exhumen los restos de Nestor Kirchner al presentar una denuncia fuera de lo común en Comodoro Py contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner; donde la acusaba directamente y sin ningún tipo de pruebas -al igual que a su hijo Máximo Kirchner- por "homicidio simple", al endilgarles responsabilidad sobre la muerte del ex presidente.

Lo siguiente ocurrió en 2013. La Sala II de la Cámara Federal desestimó el caso, en coincidencia con el dictamen del fiscal federal Eduardo Taiano, quien había pedido no abrir una investigación penal por considerar que la denuncia es "imprecisa y confusa". La acusación fue presentada por el empresario y dirigente pseudo peronista Juan Ricardo Mussa tras la "revelación" del programa Periodismo para Todos que conduce el operador Jorge Lanata. Acusaba distorsivamente a la jefa de Estado de los delitos de "incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento y lavado de activos de origen delictivo". Bueno, ya se aclara a que sector ideológico responde Mussa, a que intereses sirve -además de los suyos- y que grado de consistencia pueden tener sus operaciones jurídico-políticas.

Personaje menor, pero dañino. Sabe como moverse en el chiquero de la denuncia, de la denuncia inconducente pero efectista. Algunos están avisados y despiertos, otros prefieren creer en estos artificiales cantos de sirena. El pescado podrido a estas alturas lo come el ignorante o el asqueroso que está dispuesto a tragarlo a sabiendas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada