viernes, 6 de diciembre de 2013

Argentina, extraordinario avance en números que son vidas

Mortalidad infantil en la región

La tasa de mortalidad infantil (TMI) revela la cantidad de niños de menos
de un año que mueren en un determinado territorio por cada 1.000 que nacieron
vivos durante el mismo período.
Es un índice útil para apreciar tanto la situación socio-económica del sitio al
que corresponde y para evaluar la eficacia de las acciones en materia de atención
primaria de la salud.

Mortalidad infantil en Sudamérica. Valores agrupados 2005-2010

Fuente: elaboración propia en base a datos de Naciones Unidas, 
Department of Economic and Social Affairs, Population Division (2013). 
World Population Prospects.

Como podemos apreciar en el gráfico anterior, Bolivia, Paraguay
y Brasil son los países que poseen los peores índices, los cuales en los tres
casos podrían aún ser peores si se tiene en cuenta que aún hoy existen
en estos países muertes no registradas principalmente en áreas rurales donde 
las embarazadas son atendidas por “parteras” y muchos nacimientos
y el posterior deceso no es registrado por ninguna institución. 


 En contraposición, podemos señalar los casos de Chile,  Argentina y Uruguay,
con los mejores índices. Más allá de esto, que nos indica una alta desigualdad 
entre los países analizados,los organismos internacionales resaltan un fuerte 
avance en el conjunto de países de la región ya que han logrado reducir 
de 54 a 23 defunciones por 1.000 nacidos vivos, la tasa media de mortalidad 
de menores de 5 entre 1990 y 2010. 

Esto representa una disminución media anual de 4,3% de la mortalidad 
de menores de 5 años en la región.
Por ello, si bien está claro que aún persisten determinados problemas en materia 
de salud en los diferentes estados, resulta importante resaltar que hubo avances
y que ningún país se ha quedado estancado o ha sufrido retrocesos.

Si bien en algunos casos el  retroceso de las tasas de mortalidad ha sido
más acelerado que en otros vale destacar que el conjunto de los países 
analizados ha avanzado en la lucha contra la mortalidad infantil. 

La situación en Argentina 

Se registró una baja de la mortalidad infantil en Argentina del 27% 
entre el 2001 y el 2010

En el país la mortalidad infantil disminuyó un 54% entre 1990 y 2011, lo que se 
puede explicar por una caída tanto en la mortalidad neonatal (hasta los 28 días,
del 51,4%), y post neonatal (56,1%). En la década siguiente, 2001-2010,
la disminución fue del 27%. 

La última medición, de 2011, indicó que la mortalidad promedio en el país fue 
de 11,7 menores de un año por cada mil nacidos vivos. 
Aun así persisten grandes diferencias en las distintas provincias.
Si bien en las provincias de la Patagonia el promedio oscila por debajo
de las 10 muertes por cada nacido vivo, en el norte esos valores rondan los 15. 

Los mejores valores están en Tierra del Fuego con 7,1 Neuquén 7,5
y la CABA (ciudad autónoma de Buenos Aires) con 8,8. 
Estas diferencias, demuestran la existencia de diferencias que aún persisten
entre las diferentes provincias y regiones del país.
No obstante, Argentina ha experimentado un descenso constante 
y de seguir con esta tendencia en los próximos años el valor promedio total
descenderá por debajo de los 10 puntos.


Nota: Eges

Como decía Perón "La única Verdad es la Realidad"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada