viernes, 8 de febrero de 2013

El pueblo trabajando, la oligarquía asesinando

Hace poco mas de un año Carlos Garetto,  presidente de CONINAGRO, manifestaba: "La Mesa de Enlace existirá mientras exista un solo kirchnerista". Visto está; no nos quieren derrotar, nos quieren destruir.
Pero las noticias para ese sector -mucho mas afecto a los dolares propios que a las dignidades ajenas- no es alentadora; no sólo los kirchneristas vemos a los "agrogarcas"como fomentadores inequívocos del modelo de la "indistribución de la riqueza", como los propiciadores de "las llaves del reino" en la menor cantidad de manos posibles; en fin, como los planificadores concientes de la exclusión perpetua y el trato despectivo para todo lo que huela a pueblo. Hay sectores de lucha social que no están en plena sintonía con el kirchnerismo y que tambien se enfrentan a la prepotencia de quienes desde 500 años antes que se institucionalicen sociedades exclusivas -ergo excluyentes- como La Rural, ya venían creyendose dueños de todo, incluso de la vida y de la muerte de los trabajadores.
La Revolución Fusiladora que destituyó a Perón en 1955, esa que festejó con champagne el bombardeo y consecuente muerte de indefensos transeúntes en las inmediaciones de nuestra Plaza de Mayo, aún no ha terminado su tarea oscura, y avanza no sólo con lobby y operaciones políticas a traves de los diarios afines a Washington como La Nación, sino también con la acción directa, con el crimen.
Muchos conocemos la situación del campesinado en Honduras, en el Bajo Aguán mas exactamente. Alli los "guardias privados" -como gustan llamar a los sicarios y mercenarios parapoliciales- asesinan impunemente a los pobres que reclaman algún derecho... ¡ vaya atrevimiento el de esos pobres !
Un poco mas al oeste pero tambien en Honduras, San Pedro Sula, que por estadística fué declarada en 2011 como la ciudad mas violenta del mundo -con una tasa de 159 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes- encierra en sus cifras un sistema, un orden social que es alentado y que no ocurre "porque si". Y allí, una vez mas, engordando el número de víctimas, los menos favorecidos en oportunidades, los relegados. Los ejemplos en el mundo abundan y son consecuencia de un capitalismo voraz, que en algunos lados sigue siendo salvaje y en otros -mas allá de ciertos cambios políticos- quedó enquistado a consecuencia de tantos años del predominio de sus "lógicas de asimetría", asimetrías que no son sólo económicas. Esas lógicas, las del neoliberalismo, permanecen durante años en los pueblos. Aquí en Argentina el ideario neoliberal atravezó durante su apogeo a todos los niveles de la sociedad y, a pesar del cambio de época, aun percibimos -hasta entre nosotros- actitudes o preconceptos vinculados con aquel paradigma, que seguirán siendo naturalizados si no damos la batalla cultural para que eso cambie tambien hacia el interior de nuestras construcciones colectivas.
Notablemente en nuestras tierras hay sectores de la sociedad que se han insensibilizado de un modo tal que terminan validando y, en muchos casos, hasta festejando ésto de silenciar a palos al pobre que reclama. Qué problema hay, -parece que es la línea- si desde los shoppings capitalinos no se vé la sangre del padre de familia torturado en Salta o en Santiago del Estero y, en todo caso, algo habrán hecho esos brutos para que les peguen de ese modo, seguramente.
Y a quienes pensamos que criminalizar la pobreza es una salvajada nos tildan despectivamente de comunistas, de kirchneristas, de peronchos nostágicos o lisa y llanamente de giles durante sus tertulias con vermouth caro o, lo que es peor, con cerveza barata en ciertas ocasiones, pues hay grupos que deberían estar defendiendo a los sectores populares por su origen, pero ya les erosionaron tanto el cerebro desde los medios neoliberales, les distorsionaron tanto el "de qué se trata", que festejan con el mismo entusiasmo el asesinato de un pibe que el buen saque del tenista del momento.
La clase media y la clase alta (identificándolas así, livianamente, por capacidad económica y por modo de pararse discursivamente frente a "las cosas"), si uno escarba un poquito, está dividida entre comprometidos, concientizados, anestesiados, lobotomizados y... termino aqui, pues empiezarían a parecer los exabruptos. Alguno podría decirme que la sociedad toda está dividida de esa manera. Puede ser; pero lo grave es que la clase media, esté en cualquiera de los estados recien expuestos, se cree la dueña del sentido común y, por ende, la voz enteramente autorizada, ignorando lo que tengan para decir los sectores sociales que se encuentran "por debajo de su suela". Esto no les quita a algunos insensibles las ganas de jugar, en ciertas ocasiones, a la lágrima fácil de telenovela, cuando por ejemplo ven a un pibe de la calle y fingen lamentarse, diciendo "pobrecito, que injusticia", disimulando la hipocresía, pues son ellos mismos quienes critican que ese pibe pueda recibir una asignación  por hijo, porque "mejor que el padre vaya a laburar y no le den la plata de mis aportes".... Solidaridad desde el pico, puede ser; desde el compromiso, ni por casualidad. Las sociedades igualitarias no les sirven a quienes necesitan sentirse mas que otros.
Dichas las verdades de perogrullo que acabo de exponer, voy al hueso. Publico al pie de estos, mis comentarios, una nota sobre un hecho que no es aislado. Ya en octubre del año pasado nos reencontrabamos con una dolorosa realidad  mediante esta noticia: un campesino del Movimiento Campesino de Santiago del Estero-Vía Campesina (Mocase-VC) era asesinado de una puñalada en el paraje Simbol, en el límite con la provincia de Salta, por un grupo armado que -según denuncias del Mocase- responde a un empresario agropecuario salteño. Ahora, y cuando lean lo que sigue, entenderán el titulo de mi intervención, eso del pueblo trabajando, la oligarquía asesinado.

                                                                             Fabián Curotto

Jueves 7 de febrero de 2013 


Secuestro y tortura a campesino santiagueño por empresario de Agronegocios

Según el movimiento campesino santiagueño MoCaSE VC el hecho ocurrió el 30 de Enero de 2013, Juan Santillan fue secuestrado en el monte mientras recolectaba leña en la comunidad Tres Leones unos 150 km al Noroeste de Santiago capital. Por El Coyuyo y Comunicado del MoCaSE VC



Secuestro y tortura a campesino Santiagueño por empresario del agronegocio

Por Pedro Herrera

El Coyuyo

Según el comunicado de la organización campesina, Santillán fue abordado por el empresario Alejandro Porta con quien surge un conflicto en la comunidad desde el 2005

- Primero me apuntaron, me golpearon y tiraron al suelo, luego me ordenaron que me saque la ropa y a punta de escopeta el señor Porta junto con sus cómplices, me llevaron por un camino… me hacen caminar un kilómetro desnudo, paran y me dicen que abra la boca, quieren fusilarme con una escopeta 12/70 automática, me niego. Me llevan nuevamente, hasta la camioneta negra Hilux, y me intentan obligar a subir. Me niego, me afirman nuevamente el caño de la escopeta en la espalda, me dice “te vamos a violar”- declara posteriormente Santillan.

El poblador originario señala – Me revelo, "mátame ya, que mierda" le digo. Porta dice: “vete, pero no vuelvas más, sino los voy a matar a tus once hijos, uno a uno, como ratas” .

8 años de denuncias

A su vez el MOCASE – VC señala que el estado conoce desde el año 2005 el conflicto en el lugar debido a las denuncias policiales y se los han hecho saber en múltiples reuniones - el 2005 durante la Intervención Federal de Santiago, se secuestraron armas de la banda que actuaba. Entre los empresarios que quisieron adueñarse del campo Nelson Bollero, Gasparuti, Enrici, Lobo y ahora Damian Alejandro Porta que como todos los anteriores, tienen grupos armados dentro del territorio comunitario- declaran.

Son más de 50 exposiciones que existen por asuntos ocurridos en la comunidad Tres Leones, fojas que se encuentran en los juzgados y dirección de bosques. El MOCSE-VC denuncia que – la policía de Tintina hace adicionales para los empresarios, no hay investigación para dar con las pruebas a la vista de armas que portan los sicarios, no dan con nuestros animales robados, nada hacen por las amenazas que sufren nuestros hijos e hijas, continúan cortados caminos vecinales por los campamentos de bandas armadas que custodian una topadora que realiza desmontes y deslindes en nuestro territorio-.

En el caso de los adicionales de policías trabajando como guardias de seguridad de los empresarios y empresas del agronegocio se sigue realizando en e interior del territorio provincial pese a que la circular N°19 del 2005 impide la realización de este tipo de laborales por el organismo estatal represiva (la policía) en asuntos de disputa territorial.

Por esta razón la organización campesina responsabiliza al estado provincial debido a que desde sus políticas públicas promueve el agronegocios- hacemos responsable al gobierno provincial de lo ocurrido hasta aquí, y lo que pueda suceder, ya que vuelve a darse la misma situación que hace tiempo atrás con los asesinatos de los compañeros Miguel Galván y Cristian Ferreyra- sentencia a través de un comunicado.


Reproducimos:

Campesino indígena del MoCaSE VC fue secuestrado y amenazado por empresario y sus sicarios

La Comunidad Indígena “TRES LEONES, ubicada a 150 km al Noreste de la capital de Santiago del Estero, Argentina viene resistiendo y haciendo defensa pacífica del territorio ancestral que innumerables empresarios han pretendido usurpar y desde el 2005 la violencia empresarial y policial han aumentado con tal de amedrentar y desarticular el territorio.

El último accionar violento contra la comunidad, ha sido el 30 de Enero último, cuando Juan M. Santillán estaba en el monte comunitario buscando leña y fue atacado por el empresario Alejandro Porta y sus 7 sicarios: ...

...“Primero me apuntaron, me golpearon y tiraron al suelo, luego me ordenaron que me saque la ropa y a punta de escopeta el señor Porta junto con sus cómplices, me llevaron por un camino … me hacen caminar un kilómetro desnudo, paran y me dicen que abra la boca, quieren fusilarme con una escopeta 12/70 automática, me niego. Me llevan nuevamente, hasta la camioneta negra Hilux, y me intentan obligar a subir. Me niego, me afirman nuevamente el caño de la escopeta en la espalda, me dice “te vamos a violar”. Me revelo, "mátame ya, que mierda" le digo. Porta dice: “vete, pero no vuelvas más, sino los voy a matar a tus once hijos, uno a uno, como ratas”.

El conflicto viene desde hace varios años, en el 2005 durante la Intervención Federal de Santiago, se secuestraron armas de la banda que actuaba. Entre los empresarios que quisieron adueñarse del campo Nelson Bollero, Gasparuti, Enrici, Lobo y ahora Damian Alejandro Porta que como todos los anteriores, tienen grupos armados dentro del territorio comunitario.

Desde la Comunidad de Tres Leones se han hecho más de 50 denuncias en la policía, en los juzgados y organismos del estado provincial como la Dirección de Bosques dependiente del Ministro de la Producción Luis Gelid y en otros ámbitos, por los hechos de violencia contra las familias que habitamos el territorio. A pesar de ello la policía de Tintina hace adicionales para los empresarios, no hay investigación para dar con las pruebas a la vista de armas que portan los sicarios, no dan con nuestros animales robados, nada hacen por las amenazas que sufren nuestros hijos e hijas, continúan cortados caminos vecinales por los campamentos de bandas armadas que custodian una topadora que realiza desmontes y deslindes en nuestro territorio.

Basta de bandas armadas al servicio de empresarios que violan nuestros derechos.

Basta de la política de promoción de la Producción a través de la inversión de empresarios delincuentes, bandidos y de políticos, jueces corruptos que los amparan.

Basta. Es tiempo de que podamos seguir trabajando, criar nuestros animales, y seguir produciendo en el monte como siempre lo hemos hecho.

Desde el MOCASE-VC, hacemos responsable al gobierno provincial de lo ocurrido hasta aquí, y lo que pueda suceder, ya que vuelve a darse la misma situación que hace tiempo atrás con los asesinatos de los compañeros Miguel Galván y Cristian Ferreyra. Urge una decisión política para que estas situaciones no sigan repitiéndose.

Adjuntamos también materiales que muestran el reconocimiento del territorio como comunidad indígena

Ni un Muerto más por el derecho a la tierra y el territorio.

Somos Tierra para Alimentar a los Pueblos.


Fuente: ANRed

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada