jueves, 21 de febrero de 2013

Análisis de Gabriel Monzón, la búsqueda de Verdad y Justicia

Un interesante análisis sobre la voluntad política del gobierno nacional para activar y hacer que avancen causas que durante años estuvieron paralizadas:



Nadie hizo tanto en la Argentina para buscar la verdad como los gobiernos de Néstor y Cristina.


A excepción de Alfonsín y su juicio a las juntas, y luego su claudicación con las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, la búsqueda de Verdad y de Justicia son un símbolo exclusivo del Proyecto Nacional, Popular y Democrático que comenzó el 25 de mayo de 2003.

Y es en ese contexto, eliminando una Corte Suprema adicta al poder ejecutivo de turno, para garantizar la independencia de poderes que nos constituye como República, que los peronistas, los kirchneristas, tenemos la autoridad moral para hablar de lo que es la reparación de justicia, de esas deudas históricas que constituyeron los genocidios y los atentandos en la Argentina.

La firma del protocolo con la República Islámica de Irán tiene que ser inscripta como otro capítulo más en la búsqueda de la verdad.

Los atentados a la Embajada de Israel y a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), tal como lo dice nuestra Presidenta en su mensaje al Congreso de la Nación, deben ser esclarecidos y desde el 2003 se vienen tomando decisiones políticas para encontrar la verdad y poder hacer justicia.

Podemos acá hacer memoria de lo que sucedio. Es innecesario. Todos lo sabemos. La complicidad del Gobierno de Carlos Menem, la justicia buscando chivos expiatorios escondiendo las líneas de investigación concretas, el enjuiciamiento de los funcionarios corruptos y la liberación de los perejiles inocentes. La falsa pista siria, los cuatrocientos mil dolares del juez Galeano y demás. Todo forma parte de la historia.

Lo que aún no forma parte de la historia porque aún está presente es la falta de verdad y justicia en el caso de los atentados.

Años de inacción o de acción incompetente nos autorizan a avalar lo actuado por el Canciller obedeciendo las ordenes de nuestra Presidenta pues cualquier camino que nos lleve a la verdad, siempre que sea dentro del marco de la ley, debe ser aplicado y recorrido.

Cuando algunos dicen que esto es renunciar a la soberanía, deben entender que el verdadero renunciamiento a la soberanía es cualquier tipo de impunidad. Interrogar a los sospechosos en Teheran, con una junta de juristas internacionales notables, es un avance indisimulable.

El Peronismo siempre busco la Justicia. Ese concepto de Justicia que dice que es dar a cada uno lo que le corresponde. Y es por eso que todas las líneas de acción de nuestro gobierno se encuadran en este concepto: desde la distribución de la riqueza, dándole a cada uno lo que corresponde, hasta la búsqueda de justicia en el caso de los atentados terroristas aberrantes.

¿Es mejor mantener la inacción por temor a las críticas? ¿Qué es lo peor que nos puede pasar? ¿Qué avancemos un paso más hacia la verdad? ¿Y lo mejor? ¿El esclarecimiento y juzgamiento de los culpables? Si es así, ¿cuál es el temor entonces de los sectores que se rasgan las vestiduras? Pero recordemos que ellos son los que hicieron del capitalismo salvaje un marco adecuado para llevar adelante el genocidio social.

Todos los que nos critican del arco político critican por las dudas. Pero no importa; nunca nos importaron las críticas cuando estamos convencidos de nuestra doctrina.

Es por eso que seguiremos adelante buscando nuevas líneas de acción para encontrar la verdad. Porque las únicas que nos acercaron fueron las llevadas adelante por Néstor Kirchner y Cristina Fernandez de Kirchner.

Lo demás es pura cháchara.



                   Gabriel Monzón

         Secretario Técnico de la COPA
Confederación Parlamentaria de las Américas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada