miércoles, 30 de enero de 2013

Formación Profesional e Inserción Laboral en Argentina

Como argentino recuerdo aun con dolor los neoliberales ´90 y su inexorable consecuencia, el derrumbe social y económico del  2001. Época de largas colas frente a las embajadas europeas, tiempos de "fuga de cerebros".
La mano de obra calificada no encontraba espacio dentro de un modelo que, deliberada y sistematicamente, desmanteló lo que quedaba de la industria nacional, bajo gobiernos mas atentos por ejemplo a los negociados de las importaciones que a los negocios de las exportaciones.
Las empresas privadas -y privatizadas- de servicios habian desplazado de la escena al modelo de producción y para que esto ocurra contaron entonces con un estado cómplice, un estado que jugaba a estar ausente pero era socio activo de los lobbistas que apostaron por ese esquema generador de desocupación y de riqueza concentrada en poquísimas manos.
Tanto el menemismo como su oscuro continuador, Fernando de La Rua -quien para que no quepan dudas terminó designando como Ministro de Economía a Domingo Cavallo, miembro estrella del gabinete de Carlos Menem- apostaron a un pais en donde la formación profesional enfocada al desarrollo productivo de la Nación no figuraban en agenda.
La nota que comparto a continuación, extraída de la página Universia, habla a las claras de un cambio de época. Mas allá de la ya conocida "repatriación de cerebros" que ha venido ocurriendo en los últimos años, la formación académica argentina está volviendo a ser una herramienta estratégica de cara a nuestro futuro como país que apuesta a la reactivación de la industria nacional, a la producción de bienes, pero además con un claro enfoque en añadir valor agregado a dicha producción. Y esto es gracias a decisiones de estado concretas, a la voluntad política del actual gobierno argentino.
La nota habla del CONICET.  El CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) es el principal organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina. Su actividad se desarrolla en cuatro grandes áreas: ciencias agrarias, ingeniería y de materiales, ciencias biológicas y de la salud, ciencias exactas y naturales, asi como ciencias sociales y humanidades.

                                                                     Fabián Curotto

  INSERCIÓN LABORAL

El 98% de los egresados del Conicet consigue empleo

23/01/2013
La física, la geología, la biología y la química son carreras que pisan cada vez más fuerte en el mercado laboral argentino. Según datos del Conicet, más del 98% de sus egresados está trabajando fruto de sus estudios.


Para el estudio se recolectadon datos de 6080 ex becarios
Para el estudio se recolectadon datos de 6080 ex becarios
El 52% de los egresados del Conicet ingresó en la carrera de investigador y el 37% está empleado en otros ámbitos privados y públicos del país
El prejuicio de que las carreras tradicionales como la medicina, la abogacía o la contabilidad tenían las salidas laborales más promisorias está cada vez más caduco. De acuerdo a un estudio realizado por el departamento de recursos humanos del CONICET y publicado por el portal del matutino La Nación, más del 98%  de los científicos egresados de este organismo ya están trabajando activamente.
Para realizar esta investigación, se recolectaron datos de 6.080 ex becarios de la institución entre 1998 y 2011 y se concluyó que el 52% de ellos ingresó en la carrera de investigador y el 37% está empleado en otros ámbitos privados y públicos del país. De los restantes, el 10% emigró y tan sólo 14 profesionales se encontrarían desempleados.
Además de contribuir a desarticular prejuicios sobre los réditos económicos de la carrera científica, que insume largos años de formación e intensa dedicación por parte de los estudiantes, estos datos también aportan nuevos argumentos a la discusión sobre qué debería hacer el Conicet con los doctores que forma.
"Estos datos permiten delinear políticas y debatir objetivamente el tema. El estudio revela que sólo poco más de un 1% no posee ocupación declarada y apenas un 10% posee remuneraciones inferiores al estipendio de una beca doctoral. El 89% de los encuestados tiene una situación favorable en su actividad profesional. Por otra parte, más del 50% tiene ingresos por encima de los 10.000 pesos", aseguró Roberto Salvarezza, presidente del Conicet.
Otros datos que se desprenden del mismo estudio apuntan a que los que no ingresaron en el Conicet y trabajan en el país, el 48% está empleado en universidades públicas, el 5% en universidades privadas, el 18% en empresas, el 4% en otras instituciones educativas, el 6% en otros organismos de ciencia y tecnología, el 7% son autónomos y el 12% se desempeña en la gestión pública.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada