domingo, 29 de abril de 2012

Unidos y Organizados

Por Fabián Curotto


El pasado viernes 27 de abril hubo una fiesta. Fue en el estadio de Velez Sarsfield, corazón del barrio de Liniers. La militancia volvió a reunirse para brindar apoyo a un gobierno que con valentía continúa defendiendo los intereses nacionales y populares. Algunos contreras -los de siempre- perdieron de vista una vez más la recuperación de los fondos jubilatorios, la asignación universal por hijo, el rotundo no al ALCA, el compromiso político para no dejar impunes a los genocidas de la última dictadura, la recuperación del control de YPF por parte del estado, la notabilísima baja en los índices de desocupación -entre otras muchísimas conquistas mas- y objetaron con vehemencia nuestro festejo. Toda fiesta merece ser vivida y es lo que nuestro pueblo hizo, sobre todo cuando el centro de la misma estaba relacionada con el aniversario de lo que terminó siendo una fecha clave en la recuperación de nuestro pais, entendiendo ésto como recuperación de soberanía y dignidad: hablamos del triunfo electoral de Néstor Kirchner en abril de 2003, con un porcentaje de votos realmente bajo y en medio del descrédito de gran parte de la sociedad hacia los políticos, sociedad castigada por las consecuencias del neoliberalismo y por esos gobiernos cómplices del saqueo, que terminaron provocando una explosión o implosión económica y social en diciembre de 2001.
Y recordaba Cristina aquellos dias de 2003 del siguiente modo: "Nos preguntaban: '¿cómo van a hacer para gobernar sin segunda vuelta?'. Yo contesté que la legitimidad la íbamos a construir a fuerza de políticas que iban a cambiar el destino histórico del país. Sabía que la legitimidad la ibamos a construir con política y coraje".
Unidos y organizados seguiremos garantizando la posibilidad de avanzar en cuestiones que hace una década eran inimaginables. Esa es nuestra tarea y la asumimos con conciencia y alegría, pues sabemos que es en beneficio de La Patria. Cada uno, desde nuestro lugar, es un soldado que defiende éste proceso de transformación, teniendo como legítimas armas el trabajo, el conocimiento, el sincero compromiso.
Y coreábamos, todos juntos, eso de "soy soldado de Cristina". Entonces ella nos decía: "Quiero que en vez de cantar 'soy soldado de Cristina' canten 'soy soldado de Argentina'", y se nos llenaban los ojos de emoción.
Una frase de nuestra Compañera Presidenta aún vibra en mis sentidos: "Muchos -o algunos- cuando hablé de sintonía fina, empezaron a elaborar teorías acerca de que significaba esa sintonía... que íbamos a retroceder, que íbamos a cambiar: qué poco me conocen y qué poco conocen al pueblo argentino".
Eso: qué poco nos conocen algunos !! Pero los seguimos invitando a acercarse, para construir en lugar de conspirar, para proponer en lugar de especular. Porque les aseguramos que deben tomarnos muy en serio cuando con fuerza y colectivamente reafirmamos ese ¡Nunca Menos! que tanto Néstor y Cristina como Alicia han demostrado -y siguen demostrando dia tras dia- que es posible y realizable.



                     










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada